Blogia
Blog de Kami

Hackeandome

Un buen día se me ocurrió ponerle un código de seguridad a mi Nokia 7250i lo que permite que si alguien te lo quita o lo pierdes y ponen otra tarjeta SIM, pide dicho código y no se puede usar el teléfono. ¡Fantástico!

El problema vino cuando olvidé esa contraseña y ni yo mismo podía poner ninguna otra SIM. Era una situación de lo más absurda. Yo mismo me había limitado mi teléfono. ¡Qué rabia!

Pero el otro día me puse a buscar y encontré en una web de móviles una calculadora de códigos de seguridad que resulta que funciona.

Parece que hoy en día se puede hacer todo y sobre todo con las grandes marcas. Exsiten calculadoras para generar códigos que quitan el bloqueo que impone el operador y también calculadoras de códigos de seguridad. Se puede cambiar el firmware del teléfono para tener las prestaciones de otro o destapar opciones ocultas. ¿La gente tiene mucho tiempo libre?

Esto mismo pasa con las consolas, que sólo funcionan con los juegos originales, pero al poco tiempo sale alguien que consigue cargar "copias de seguridad" de la manera más inverosímil.

Muchas veces pienso que son los mismos fabricantes los que dan las facilidades para hackear sus productos y ganar ventas, pero eso es algo que nunca sabremos los mortales...

Mi móvil es libre del todo ;)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres