Blogia
Blog de Kami

Ecologista

Ayer me di mi primera ducha ecológica. Ecológica porque el agua estaba completamente calentada por las placas solares que, por ley, tenemos instaladas en el tejado.

La verdad es que calientan tanto como el calentador a un coste mucho menor. Que no se entere el señor Gas Natural...

El coste es menor, pero no cero porque para tener agua caliente directamente en casa, hay un circuito con una bomba que hace circular el agua constantemente por las placas y de arriba a abajo por las entradas a las casas, con lo que se consume electricidad.

Por lo menos podemos tener ese glamour que supone ser ecológico hoy en día.

Para redondearlo tendríamos que poner una plaquita fotovoltaica para esa bomba y seríamos completamente ecológicos y energéticamente eficientes.

Cuánto cuesta ser ecológico...

Por cierto, desde aquí lanzo una queja sobre los hornos pirolíticos.
Limpiar el horno poniéndolo a tope de temperatura durante no sé cuánto tiempo es como matar mosquitos a cañonazos. Es antiecológico e incomprensible.

Un horno tiene una superficie ínfima que se puede limpiar en un momento de una forma más eficiente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres