Blogia
Blog de Kami

Vacaciones

Ahora que ya se acaba el año hay que hacer balance de lo que ha pasado.

A principio de año se repitió la historia de cada año, las mismas discusiones con la pareja, las mismas cuentas con los días que nos conceden...

¿Cuándo cogemos las vacaciones?

Pues bien, este año ha sido diferente. Tenía claro cuándo quería mis vacaciones por determinados "eventos ineludibles" y, teniendo en cuenta que era un año de crisis y que no había mucho trabajo que hacer, todo debía ir sobre ruedas.

Nada más lejos de la realidad. Resulta que con toda la crisis, los 4 millones de parados y con la cantidad de gente que había en mi empresa sin hacer NADA, yo era imprescindible. Mira que bien.

Resulta reconfortante que te digan que te necesitan y que por tu experiencia en el proyecto, puedes ayudar a que salga algo de calidad para que el cliente nos confíe otras tareas. Pero eso me hace pensar en otra cosa: si eso es cierto, ¡me están pagando una mierda!

Así que me quedé doblemente jodido. No pude hacer las vacaciones que me hubiera gustado hacer y además les salgo barato.
Aunque es innegable que lo que hicimos entre el 1 y el 15 de mayo fue maravilloso a pesar de no tener tiempo para descansar.

Esto no quedará así. La venganza será terrible. O eso espero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres